La Fábrica de Vinos y sus Cavas, Entre el Polvo y el Misterio

Por in Historia | Etiquetado como: No hay etiquetas en este artículo
Por más de un cien años, en ella se elaboraron vinos de gran calidad, que se exportaban a otros países Por más de un cien años, en ella se elaboraron vinos de gran calidad, que se exportaban a otros países

San Luis de la Paz, Gto. - NUESTRA HISTORIA. SAN LUIS DE LA PAZ.-  Empolvada y olvidada, enfrente de la Plazuela Morelos, se encuentra la Fábrica de Vinos Gamba e Hijos.  Por más de cien años, en ella se elaboraron vinos de gran calidad, que se exportaban a otros países.  Igualmente, en la primera mitad del siglo XX, fue la única fábrica de vinos del estado de Guanajuato.  Sus misteriosas cavas fueron adaptadas en túneles hechos por los jesuitas en el Período Virreinal.  En el 2007, se reabrió para el turismo, pero hoy de nueva cuenta sus puertas están cerradas.

En la calle Garibaldi, en la cuadra que comprende Rayón y Allende, se localiza la abandonada fábrica.  Sus orígenes se remontan a fines del siglo XIX, cuando Fabián Barbarí comenzó a manufacturar vino en el área de lo que hoy son las cavas.  En los primeros años del siglo XX, se asoció con Rafael Gamba, originario de Génova, Italia.  En esa época, sus productos eran dirigidos a las familias europeas establecidas en San Luis de la Paz.

Rafael Gamba tomó las riendas del negocio en 1913.  Este creció a causa de que en la Primera Guerra Mundial, resultó difícil importar de España el vino de consagrar.  Por lo mismo, la fábrica ludovicense empezó a confeccionar en 1916 el Angelorum, el primer vino generoso que autorizó la iglesia católica mexicana para la consagración.   (Desde 1917, Fabián Gamba manejó el negocio hasta 1955, año en que fallece.  Hugo Gamba, nieto del fundador Don Rafael, estuvo al frente de "Bodegas San Luis Rey", junto con su hermana Georgina hasta 1995).

Para 1920, más de 50 personas laboraban en la fabricación del vino.  El proceso era muy rústico.  Mujeres batían la uva importada de California con los pies.  Los hombres por su parte recolectaban el jugo, para ponerlo en los tinacos de fermentación.  Posteriormente, barricas de 200 litros eran llenadas a través de embudos, que luego fueron suplidos por llaves y tuberías.

Como la Fábrica de Vinos Gamba e Hijos era la única del estado de Guanajuato, la ley que regía los procedimientos era solo para ella.  Además del vino de consagrar, producían jerez, moscatel, Málaga, tónicos, y vinos blancos y tintos.   Con el transcurso del tiempo, contaron con un molino de uva, y mangueras que trasladaban el jugo hasta las barricas.

La Ley del Marbete emitida en 1962, exigió exportar el vino en botellas de 5 litros, en vez de barricas de 200 litros.  Se exportaba a países como Cuba y países de Centroamérica, desde el puerto de Veracruz.  En el territorio nacional, se tenía una gran presencia, gracias a la existencia de una numerosa fuerza de representantes de ventas.  En los 90s, dejó de producir por diversas causas.

Sus cavas es la parte más interesante del inmueble.  Estas fueran construidas por los misioneros jesuitas en los tiempos de la Colonia.  Son una prueba más de que este tipo de subterráneos en verdad existen bajo la ciudad.  Ahora, sirven para mantener el vino a la temperatura ideal de 28 grados centígrados.  En el 2007, la familia Gamba en unión con el Comité de Turismo de San Luis de la Paz fomentó la visita de la joya histórica ludovicense.   En estos días, luce cerrada nuevamente.

 

Image gallery

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
Dog