El Padre Timoteo Ríos: Párroco, Educador y Benefactor de San Luis

Por in Historia | Etiquetado como: No hay etiquetas en este artículo

San Luis de la Paz, Gto. Jueves, 2 de febrero de 2012.  Junto a la Parroquia San Luis Rey, se encuentra el CECOM (Centro Comunitario) Timoteo Ríos.  Para las nuevas generaciones, el nombre quizás es desconocido, pues nunca antes escucharon hablar de este personaje tan popular en la historia de San Luis de la Paz.  Pero los ludovicenses de edad media y avanzada, recuerdan con gran afecto, al que fue párroco, educador y benefactor de nuestra entidad.

Esta tarde que nuestra madre nos enseñaba alguna de las fotos antiguas que posee, una captó nuestra atención en especial.  Era la del Padre Timoteo Ríos.  Nos interesó porque su nombre ha sido mencionado en varias ocasiones por personas que conocemos, incluidos familiares.  Sabíamos por ellos, que fue Señor Cura del municipio, pero ignorábamos como era físicamente y las obras que realizó.  Con la foto, conocimos su rostro.  Y como somos muy curiosos, nos pusimos a investigar sobre su vida.

El Padre Timoteo Ríos y Armas nació en Dolores Hidalgo, Guanajuato.  Estudió en el seminario de León, Guanajuato y después en el de Montesuma, Texas, Estados Unidos, durante la persecución religiosa por parte del gobierno mexicano.  Arribó  a San Luis de la Paz en los 40s, donde permaneció por muchos años, hasta los 70s.  De aquí se fue a León, para ser solamente canónigo.  Posteriormente, pasó a la ciudad de Guanajuato, donde ocupó el cargo de Párroco de Nuestra Señora de Guanajuato.  Luego, regresó a León, lugar donde murió en los años 80s.

En San Luis de la Paz, dejo un gran legado.  Su mayor preocupación fue la educación de los niños y los jóvenes.  Se debió a que cuando estuvo en el seminario de Montesuma, este estaba a cargo de jesuitas.  Por lo que al igual que ellos, la formación del hombre era su meta principal.  Apoyaba a escuelas como San Francisco, Parroquial (quedaba en la calle Matamoros) y San Luis Rey (donde después fue el Instituto La Paz y hoy es el Centro Comunitario que lleva su nombre). 

Otro de sus intereses fue la formación de las familias.  Él pensaba que si la familia anda mal, todo anda mal.  Por lo mismo, a fines de los cincuenta trajo la idea de los grupos de matrimonios, antecesores del actual Movimiento Familiar Cristiano.   Igualmente, el Padre Ríos ayudó a que disminuyera enormemente el alcoholismo y la prostitución.  Además, aconsejaba a los padres a no dejar a sus hijos andar tan tarde en la calle, y ver películas de acorde a su edad en el Cine Colón.  Las clasificaciones se ponían afuera de la Parroquia San Luis Rey cada semana.

En su ministerio religioso, fomentó la Asociación Católica Mexicana, la Adoración Nocturna, las Hijas de María, la catequesis en las comunidades (la cual motivó varias vocaciones sacerdotales de San Isidro, Lourdes y Jofré entre otras), la participación de los campesinos en las organizaciones eclesiásticas.  Tomó asimismo como propia la causa del Sanatorio Guadalupano, iniciada años antes por el Padre Pérez.  De misma forma, para él no había pobre que no se sepultará con dignidad.

Él logró pacificar a los militares destacados en San Luis de la Paz a causa del alzamiento cristero y el movimiento armado posterior.  Conquistó el respeto del General Juan Jaime Hernández y el Capitán Mendoza.  Cuando ellos se fueron, tiró el cuartel donde tenían su centro de comando, para crear en los 60s la escuela San Luis Rey (hoy el Centro Comunitario que lleva su nombre).

Don Timoteo era un hombre caritativo, e instruía al pueblo a actuar de igual manera.  Él decía "Somos un pueblo pobre, pero no por ser pobres dejamos de ser caritativos.  Tenemos que ayudar a la diócesis (a la de León, porque entonces pertenecíamos a ella, y no a la de Celaya como en el presente).  Cada centavo que das estás abriendo una alcancía en el cielo".  Con esas palabras, nos damos cuenta de que con un lenguaje sencillo y entendible motivaba a la gente.

Los que lo conocieron dicen que era un tipazo.  Lo recuerdan como una persona muy afectuosa, risueña y amable.  Pero a la misma vez, era muy estricto.  Por lo mismo, se ganó el cariño y la admiración del pueblo ludovicense,  el cual devotamente lo honra a través del centro comunitario.  Así que la próxima vez que pases por ahí, y veas este nombre, sabrás que Timoteo Ríos fue un hombre de bien, y muy querido por San Luis de la Paz.

*Agradecemos al Maestro Alberto Loyola Pérez, cronista vitalicio de San Luis de la Paz, por compartir con nosotros sus recuerdos del Padre Timoteo Ríos, que complementaron los de nuestra madre y nuestras investigaciones propias, para escribir este artículo.  Si tú tienes mayor información, o deseas corregir algo es bienvenida tu participación.

 


 

Father Timoteo Rios: Pastor, Educator and Benefactor of San Luis

San Luis de la Paz, Gto. Thursday, February 2, 2012. Next to San Luis Rey Parish is located the Timoteo Rios CECOM (Community Center).  For the younger generations, the name is perhaps unknown, because they never heard of this character so popular in the history of San Luis de la Paz.  But the people of middle and advanced age remember with great affection, the person who was pastor, educator and benefactor of our municipality.

This afternoon when our mother showed us some of the old photos that she possesses, one captured our attention in particular. It was the one from Father Timoteo Rios.  We got interested because his name has been mentioned on several occasions by people that know, including family members. We learned through them that he was pastor in San Luis de la Paz, but we did not know how he was physically and the activities that he carried out.  With the picture, we found out how he looked like.  And as we are very curious, we started to investigate about his life.

Father Timoteo Rios y Armas was born in Dolores Hidalgo, Guanajuato.  He studied at the seminary of Leon, Guanajuato and later in the one of Montesuma, Texas, United States, during the religious persecution by the Mexican government.  He arrived to San Luis de la Paz in the 1940s, where he remained for many years, until the 1970s. From here he moved to Leon, to only be a common priest.  Subsequently, he moved to the city of Guanajuato, where he served as pastor of our Lady of Guanajuato. Then, he returned to Leon, the place where he died in the 1980s.

In San Luis de la Paz, he left a great legacy.  His greatest concern was the education of children and young people.  It started when he was in the Montesuma seminary, administrated by the Jesuits.  Just like them, the formation of man was his main goal.  He supported schools such as San Francisco, Parroquial (located in Matamoros Street) and San Luis Rey (later called Instituto La Paz, and today functions as a community center that bears his name).

 

Image gallery

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
Dog