El Legado Guadalupano Del Tío Feliciano Llegó a Argentina y Unirá a Pueblos Hermanos

Por in Religión | Etiquetado como: No hay etiquetas en este artículo
El Legado Guadalupano Del Tío Feliciano Llegó a Argentina y Unirá a Pueblos Hermanos

Buenos Aires, Argentina. Miércoles, 10 de julio de 2013.  Con su viaje a la Provincia (Estado) de Corrientes, Argentina,  la señora Ma. Concepción Hernández Arvizu, continúa con su herencia familiar de fomentar el amor a la Virgen de Guadalupe, ya que ella es la sucesora de las Peregrinaciones Guadalupanas, que inició en San Luis de la Paz su tío político Feliciano Rodríguez Reyes junto con su hermano Cesáreo Rodríguez Reyes, su esposa Teodora Arvizu Torres, su cuñada Exiquia Arvizu Torres y trabajadores de su panadería El Tepeyac, en 1947.

A fines de los sesentas, señora Conchita Hernández, sobrina de Doña Teodora, empezó a ayudarle a Don Feliciano a hacer su arreglo para la Guadalupana.  Ella vivía a la sazón a pocos metros de su panadería, en la segunda cuadra de Allende.  Previo a que se hiciera este arreglo, Don Feliciano mandaba a hacer uno de cera cada año en la ciudad de Salamanca, Guanajuato para peregrinar cada 10 de Diciembre.

En 1972, la señora Conchita Hernández cambió de casa, hasta donde actualmente radica, en la cuarta cuadra de la calle Rayón.  Como ella era la responsable de hacer el arreglo, Don Feliciano decidió seguirla y salir entonces en peregrinación desde ese sitio, que coincidentemente era la entrada del pueblo en esos días.  La Central Camionera todavía no existía.  Los autobuses eran tomados en un lote baldío de la calle Matamoros, donde hoy está establecido Súper Chedraui.

Sin planearlo, el cambio de residencia de la señora Conchita Hernández influyó a que se unificará un sitio de salida de todas las peregrinaciones, en la entrada occidental de San Luis de la Paz.  Al fallecer Don Feliciano, su esposa Teodora y su cuñada Exiquia Arvizu Torres heredaron la tradición.  Ellas la mantuvieron viva hasta que también murieron.  A partir de aquel momento, la batuta pasó a la señora Conchita Hernández y familia, quienes continúan peregrinando fielmente cada 10 de diciembre.

Y hoy, gracias al legado del tío Feliciano, la señora Conchita Hernández llevara entre gran júbilo a la Virgen de Guadalupe a nuestro pueblo hermano de San Luis del Palmar.

Image gallery

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha