Historia

La Capilla de la Santa Escuela De Cristo Está en Pie de Nuevo

San Luis de la Paz, Gto. Martes 11 de enero 2011. Después de varias décadas,  la capilla de la Santa Escuela de Cristo está en pie de nuevo. Milagrosamente recuperó su antiguo resplandor.  Originalmente construida en la Época Colonial para adorar a Dios y servir a los necesitados, con el paso del tiempo pasó a ser un granero, luego cayó en el olvido, y posteriormente fue la base de la Cruz Roja.  Desde el 2007 inició su remodelación, y hoy luce casi como en sus mejores tiempos.

En la esquina de Guerrero con Bravo, donde por casi cuarenta años operó la delegación local de la Cruz Roja Mexicana,  existió una capilla llamada La Santa Escuela de Cristo.  La tradición oral señala que fue construida por los jesuitas en el siglo XVIII, para ayudar a los pobres y los enfermos.   Dejó de usarse como centro religioso en 1942.  Entonces todavía estaba completa y techada.   Una barda la separaba de la calle, y su puerta exterior contaba con barrotes de mezquite torneados. 

En el atrio, tenía un ciprés y una planta de jazmín.  Al costado derecho, poseía un local que tal vez sirvió como sacristía.  Igualmente, había un cuarto donde estaba una tapa en el suelo, que supuestamente era la entrada a un túnel que corría por la calle Guerrero hasta Mina.  El nombre del templo estaba pintado en la pared exterior, arriba del pórtico.  En el interior, tenía pinturas semejando bloques de piedra en tercera dimensión.  Contaba con un escudo jesuita al centro, en la parte superior. 

En 1943, increíblemente se comenzó a utilizar como almacén de granos, comprados de comunidades del norte del municipio.  El porqué del cambio drástico de su uso, parece haber sido porque algunos gobernantes ludovicenses de esa época, con tendencia de izquierda, presionaron para cerrar algunas capillas y escuelas católicas.  Por lo antigua y el descuido, la madera del techo al picarse se cayó. 

Para principios de la década de 1970, el edificio fue vendido ilegalmente a un particular.  El nuevo dueño empezó a destruirlo con la intención de borrar las huellas de que había sido una iglesia. Solo que Bienes Nacionales se dio cuenta de la acción y paró la demolición.  Colocaron un letrero en dos puntos de la propiedad, indicando que estaba estrictamente prohibido edificar en sus restos.

A fines de los 70s, se acordó que lo ocupara la Cruz Roja para protegerlo de posibles futuros daños.  En el 2007, se iniciaron los trabajos de remodelación con fondos aportados por el Instituto Estatal de la Cultura, y el gobierno municipal. Fue reconstruida con la intención de convertirla en una sala cultural.  Aunque hasta ahora ha sido casi nulo el uso que ha tenido, al menos recuperamos un patrimonio que habíamos perdido.

 

 

 

 

 

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
0
    0
    Your Cart
    Your cart is emptyReturn to Shop