Noticias

¿Sabías que…? Las Emociones

San Luis de la Paz, Gto. Miércoles, 5 de octubre de 2011.  Hoy, continuamos con la serie de artículos que nos facilitó Adelfi sobre los valores, los cuales fueron publicados originalmente en el periódico Pueblo Chico de San Luis de la Paz.  En esta ocasión, profundiza el tema de las emociones.  Es una explicación muy interesante, que los invitamos a leer detenidamente.  Textualmente expresa lo siguiente:

“¿Sabías que ya en el siglo XIX el grande biólogo inglés Charles Darwin mostró interés con respecto a las emociones? El científico, sin embargo, las consideraba simplemente como una técnica de adaptación para la conservación de nuestra especie, a la par de los instintos básicos. Según él, las modificaciones fisiológicas causadas por algunas emociones constituyen una ventaja para la supervivencia de los individuos. La ira, por ejemplo, proporciona más sangre a los músculos para un ataque al enemigo, el miedo alerta la atención y provee más aire a los pulmones para la huida, o causa una parálisis casi total para engañar al atacante.

Sin descartar las aportaciones del gran científico, actualmente el significado que se le otorga a las emociones es bastante diferente y se acerca mucho más a como eran consideradas en la antigüedad.

El término “emoción” tiene su origen etimológico en el latín ”emovere”, es decir, mover con fuerza, sacudir, y también llevar afuera.

Creo que todos experimentamos, y a menudo aceptamos, el hecho de que las emociones nos agitan, nos estremecen  “adentro”.

Lo que por lo general nos cuesta considerar es el tercer significado, el más profundo e importante, que nos lleva directamente a la necesidad de “llevar afuera” la agitación que nos altera.

En el primer artículo hablé de las emociones como de una energía en movimiento, que urge para salir. Como acabamos de ver, el significado mismo de la palabra nos lleva nuevamente a esta necesidad apremiante de permitir que esta energía encuentre un canal de salida, conforme con las costumbres del ambiente en el que vivimos, y que no nos dañe, ni dañe a los que nos rodean.

Estos dos aspectos me parecen importantes porque, aún si las emociones son una respuesta inmediata y visceral, se asientan en buena medida en la base de datos que nuestra cultura, y no nada más nuestra experiencia, nos ha proporcionado. Por ejemplo, lo que a nosotros nos genera asco puede ser apetecible en otras partes del mundo; lo que nos genera vergüenza, puede constituir una actitud natural y aceptada en otras sociedades.

Esta constatación nos hace ya vislumbrar que no existen emociones positivas y emociones negativas, sino que experimentamos simplemente emociones, que dan vitalidad y brillo a nuestra existencia, si aprendemos a reconocerlas y aceptarlas como parte integrante de nosotros mismos.

Los juicios con los que acostumbramos clasificarlas son un hecho meramente cultural, pues toda emoción tiene su valor, su utilidad, y su aportación en nuestra vida diaria. Así la ira puede movernos a reparar una injusticia; los celos pueden ser un estímulo a superarnos; la desilusión, ayudarnos a recobrar la medida de nuestros límites; el miedo a extremar precauciones, etc.

Con respecto al segundo punto, es decir la necesidad de dejar fluir nuestras emociones sin dañarnos ni hacerle daño a los que nos rodean, es conveniente considerar que la necesidad de permitirles una beneficiosa salida no tiene nunca que chocar con el respeto a nosotros mismos ni el respeto a los demás. Así, en lugar de fomentar en los niños la represión de sus emociones, podemos hacer que aprendan a dejarlas fluir en el modo y en el momento oportuno, salvaguardando de tal forma su salud emocional sin comprometer su integración en la vida social. De la misma forma podremos aprender nosotros el manejo de nuestras emociones, dejando de reprimirlas y rescatando las que hemos enterrado en el trascurso de nuestra vida, recuperando así nuestra salud emocional. “

Continuará…

 



Did You Know That…? Emotions

San Luis de la Paz, Gto. Wednesday, October 5, 2011. Today, we continue the series of articles that Adelfi provided us about values, which were originally published in the newspaper Pueblo Chico of San Luis de la Paz.  On this occasion, the topic of emotions is further developed.   It is an very interesting explanation that we invite you to read carefully.

 

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
0
    0
    Your Cart
    Your cart is emptyReturn to Shop